Tu inmobiliaria de CONFIANZA.

La vivienda siempre ha sido la elección de muchos inversores particulares en España.

Aunque durante la primera parte de 2020 esta tendencia se paralizó a raíz de la crisis sanitaria, todo apunta a que el atractivo de obtener rentabilidad a través de los inmuebles residenciales recupere este 2021 la senda prepandemia.


Todo ello, gracias a los interesantes precios que presenta el mercado, al surgimiento de nuevas necesidades habitacionales y a la recuperación de la demanda. Así lo demuestran los últimos datos oficiales difundidos por el Banco de España: crecimiento interanual durante el tercer y cuarto trimestre del año del 6,8% y del 1,1%, respectivamente; ajuste del 1,1% en el valor tasado de la vivienda en 2020, incremento del 1,1% en el IPC de alquileres, etc.


Pero ¿cuál es ahora mismo la mejor opción de inversión: comprar para vender o comprar para alquilar? ¿Cómo asegurarse de obtener rentabilidad? ¿Cómo dar con los inquilinos o compradores adecuados? ¿Qué es necesario conocer del sector para acertar? Con el objetivo de resolver todas estas cuestiones Solvia analiza las ventajas de apostar por cada una de estas dos alternativas de inversión y la forma más sencilla de calcular la rentabilidad a obtener.


En Olaran-Ozores, somos profesionales del sector, y estaremos encantados de asesorarte.



1 visualización0 comentarios